Seleccionar página

La planificación de las tareas de mantenimiento periódicas en la caldera debe hacerse de acuerdo con las condiciones de funcionamiento y con la rapidez con que se ensucia.

En condiciones normales de funcionamiento, el mantenimiento de las calderas del lado del humo (limpieza del turbulador y de la tubería de humo) debe realizarse al menos una vez cada 2 semanas para las calderas de combustible líquido y al menos una vez cada 2 meses para las de gas.

Si desea realizar usted mismo el mantenimiento de la caldera puede seguir una serie de consejos que en este post le vamos a detallar. Si por el contrario prefiere que el mantenimiento lo realice un técnico profesional en Barcelona pueden contactar con nosotros en calderasbarcelona.barcelona. Nuestros técnicos le ayudarán con el mantenimiento de su caldera independientemente de la marca de la misma.

Como hemos citado anteriormente, en este post les detallaremos una serie de consejos sobre cómo realizar un correcto mantenimiento de su caldera.

El mantenimiento del lado del agua deber ser al menos una vez cada 6 meses en ambas. Si la caldera se ensucia más rápido debido a las condiciones de funcionamiento, el período de mantenimiento debe acortarse. Además, con el fin de eliminar fallos de funcionamiento que se observan en las calderas de vapor, éstas deben someterse al menos una vez al año por una inspección y mantenimiento generales tanto la caldera como su equipamiento, además de las inspecciones exigidas por la normativa vigente.

La inspección, el mantenimiento, los controles y los accesorios de la caldera deben realizarse conforme a las instrucciones del fabricante.

Según los modelos de las calderas, pueden estar provistas de una o dos válvulas de seguridad según modelo y fabricante. Siempre deben estar en buenas condiciones de funcionamiento.

calderas-barcelona

Al menos una vez al año, las válvulas de seguridad deben pasar por pruebas en caliente y debe controlarse que cumplan con los valores de apertura y cierre, según los valores nominales.

Para válvulas de seguridad nuevas, los valores nominales deben controlarse verificando los ajustes realizados por el fabricante. Si durante el funcionamiento se observa una fuga en la válvula de seguridad, debe abrirse manualmente para eliminar la fuga y debe purgarse el vapor durante un breve período para permitir la descarga de sustancias extrañas que puedan existir en el asiento de la válvula. Si la fuga continúa, después de enfriar la caldera debe extraerse la válvula para su reparación. En válvulas de seguridad con fugas no debe aumentarse la presión del resorte para eliminar la fuga.

A continuación les detallaremos una serie de normas a tener en cuenta para la revisión y mantenimiento de su caldera:

Bombas de agua de alimentación: Antes de poner en funcionamiento las bombas de alimentación de la caldera, deben quitarse las sustancias protectoras de las superficies brillantes externas colocadas por los fabricantes. La bomba de  succión debe controlarse y realizarse la inyección de agua. Las bombas de alimentación de la caldera deben utilizarse de manera alternada para equilibrar la vida útil de cada una de ellas. En caso de que se escuchen ruidos mecánicos anormales provenientes de los cojinetes o de los elementos internos de la bomba, o que se produzcan frecuentes cortes térmicos, comuníquese con un técnico.

Parada de la caldera: Cuando esté previsto realizar una parada prolongada de la caldera deberán seguirse los siguientes pasos: Desconectar interruptor general lateral del cuadro. Exista o no una válvula de control en la salida de la caldera, la válvula de cierre en la salida de vapor debe cerrarse bien después de apagar la llama. Si en la salida hay dos válvulas de cierre, el vapor en la tubería que está entre ellas debe purgarse después de cerrar ambas válvulas. Después de cortar el combustible, si existe un medio atomizante tal como vapor o aire presurizado, debe cerrarse la entrada del medio atomizante. Si el nivel de agua de la caldera es normal, debe detenerse la bomba de agua de alimentación. La válvula de entrada debe cerrarse y, si el nivel de agua es demasiado alto, realizar una purga para llevarlo al nivel normal.

El período de enfriamiento de la caldera difiere según el tipo, la capacidad y las características de la caldera. Para evitar la formación de calor diferencial, debe evitarse el enfriamiento rápido. En calderas de gran tamaño, durante el enfriamiento deben realizarse encendidos adicionales (cortos) para proporcionar una distribución pareja del calor.

Vaciado: Al dejar que la caldera se enfríe debe controlarse el descenso de la presión. Cuando la presión desciende de 2 a 2.5 bar debe abrirse la válvula de des aireación para evitar que las piezas trabajen bajo presión. Cuando la presión de la caldera alcance el valor de 0 bar y la temperatura del agua descienda por debajo de 90 o C podrá vaciarse la caldera. Si la caldera que debe vaciarse funciona en paralelo con otras calderas, solamente debe ponerse atención sobre la válvula de vaciado de esa caldera.  Después de vaciar por completo la caldera, las válvulas de purga deben cerrarse bien y deben colgarse las etiquetas de advertencia que indican que deben permanecer cerradas distribución pareja d30

Debe realizar una preparación de la caldera antes de realizar las tareas de inspección y mantenimiento. Para realizar las tareas de inspección y mantenimiento, la caldera debe estar parada, fría y vacía. Antes de acceder a la caldera para realizar la inspección, la válvula principal de vapor debe estar cerrada. Cuando exista una válvula de purga entre dos válvulas de salida de vapor, ésta debe estar abierta.

caldera-barcelona-montaje

La válvula de entrada del agua de alimentación de la caldera y las válvulas de purga deben estar cerradas y sobre ellas adheridas placas de advertencia. Si la válvula de purga de la caldera está conectada a las válvulas de purga de otras calderas, deben tomarse estrictas medidas de seguridad (por ejemplo, quitar los volantes después de cerrar las válvulas de purga).

Todas las válvula de entrada de combustible deben estar cerradas y sobre ellas adheridas placas de advertencia. Para ofrecer seguridad al personal encargado del mantenimiento, deben quitarse las tuberías de ignición del quemador y, en calderas de combustión a gas, debe desconectarse la línea o retirarse parte de la tubería.

Antes de acceder a la caldera, la cámara de combustión y los conductos de la chimenea deben airearse y purgarse los gases internos.

Cuando ingrese el personal para realizar la inspección, deben colocarse avisos o placas de advertencia en lugares visibles para indicar que hay personas trabajando en el interior. Antes de ingresar, las puertas abisagradas deben permanecer completamente abiertas y sujetas por detrás.

Antes de parar la caldera para realizar las tareas de inspección y mantenimiento debe soplarse el hollín para limpiar las superficies calientes. A los fines de la inspección, primero limpie minuciosamente el hollín de las superficies de transferencia de la caldera, como tuberías.

Las lámparas móviles y revestimientos que se utilizan para iluminar la caldera no deben superar los 42 W y los cables de extensión deben estar aislados y no presentar fallos. Los cables deben protegerse contra aplastamientos y cortes en posibles lugares con daños (como bordes afilados y aperturas de puertas); todos los dispositivos eléctricos que se utilizan deben estar correctamente conectados a tierra. Elija dispositivos que funcionen con bajos voltajes y realice los trabajos de conexiones de electricidad fuera de la caldera.

Cuando se realiza la inspección y mantenimiento de las superficies internas debe saber que:

Las superficies internas de las partes presurizadas de la caldera deben inspeccionarse para controlar la conformidad con las especificaciones del agua de alimentación y del agua que se utiliza en la caldera.

Antes de ingresar a la caldera para realizar dicha tarea, la puerta debe permanecer abierta y la caldera debe haberse ventilado. Durante la limpieza y el lavado mecánico no deben dañarse las tuberías bajo ninguna circunstancia el calor.

Este proceso es necesario que lo revise o realice un técnico especializado en calderas. Si desea hacer usted mismo el mantenimiento debe de saber que como puede observar en estas líneas es un proceso bastante complicado ya que requiere de conocimientos sobre las calderas.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!